Historia de Región

Mil ojos, mil ciudades

¿Qué es Medellín? ¿Realmente la conozco? ¿Qué sé de ella y qué ignoro? ¿Es igual la ciudad que se ve a la ciudad que se huele? ¿Qué veo cuando camino la ciudad y qué siento cuando la recorro desde la quietud? ¿Cómo es la Medellín de los libros de historia y en qué se parece a la ciudad que conocemos hoy?

Son incontables las formas posibles de conocer Medellín, de aprender de sus calles, de sus edificios y de su gente. Entre el 2001 y el 2004, la Corporación Región, junto con otras instituciones como la Universidad Pontificia Bolivariana, la Universidad de Antioquia y Comfenalco, quisieron explorar la ciudad entre montañas desde la teoría y desde la práctica. "Conoce tu ciudad" fue un curso abierto a todo tipo de público que partió del concepto Ciudad Educadora, pero que hoy la gente recuerda como Recorridos Urbanos.

El objetivo del curso era "conocer la ciudad como una forma de crear ciudadanía, no conocer la ciudad para ser más erudito, sino que había ese concepto de que para usted formar ciudadanos tenía que relacionarlos con el entorno en el que estaban", explica Martha Lía Giraldo, una de las líderes del proyecto. Fueron cinco cohortes de 30 estudiantes-ciudadanos por cada curso, todos provenientes de diversas ocupaciones y distintos sectores de la ciudad: arquitectos, profesores, comunicadores, historiadores y líderes barriales.

A Martha se le vienen cientos de imágenes de las experiencias vividas durante esos recorridos por la ciudad de Medellín. Sin embargo, como la memoria es caprichosa, Martha recuerda especialmente aquellos recorridos que la marcaron a ella y dejaron también una huella en la misma Medellín. Casi como una colcha de retazos que va configurando la ciudad que vivimos y habitamos.

¿Cómo conoces tu ciudad?

Escalera al cielo
Arriba, arriba, arriba. Una, dos, cuatro, diez, treinta, cincuenta, cien escaleras. Más, sube más, hasta la cima, allá donde está La Cruz. Uno de los líderes del barrio de la Comuna 3, en los límites con el corregimiento de Santa Elena, hizo parte del proyecto "Conoce tu ciudad". Su propuesta de recorrido fue subir caminando hasta el barrio La Cruz por todas las escaleras que recorren los laberínticos barrios de la ciudad. Arriba, con la privilegiada vista a todo el Valle, se hizo una intervención fotográfica.

Un recorrido sin zapatillas
Todos llevaron sus tenis deportivos porque suponían que en un recorrido de ciudad la caminata iba a ser larga. Sin embargo, no caminaron más de dos cuadras. La propuesta que Martha Lía hizo al curso fue un recorrido estático, desde un mismo punto: el Parque Berrío. El grupo de treinta se dividió en varios grupos. Unos fueron a la terraza del edificio del Banco de la República a revisar documentos y fotografías históricas del Parque, otros se quedaron allí abajo, entre la gente, observando quiénes eran los habitantes del parque e interactuando con ellos. Al final, se encontraron todos en lo más alto del edificio de la Corporación Universitaria Rémington a compartir sus experiencias.

El culebrero de Guayaquil
Los que no conocían al famoso cuentero Jota Villaza creyeron que se trataba de un culebrero de verdad. Se armó todo un corrillo alrededor del grupo de "Conoce tu ciudad". Los viejos que conocieron Guayaquil antes de que la Alpujarra y la ampliación de San Juan se llevaran la mitad del barrio empezaron a murmurar: "así eran los culebreros de antes", "vea, yo conocí a uno que podía curar todas las enfermedades", "por allí debe estar el payaso, porque el culebrero anda siempre con un payaso". Otra forma de conocer la ciudad es a través de su tradición oral.

¿Dónde están las mujeres?
La Corporación Región poco había trabajado los temas de género, pero aún el recorrido de "Conoce tu ciudad" se enfocó en este tema. Se pasaron todo un día intentando encontrar un busto o escultura de mujer en el Centro de Medellín. Y a pesar de las mujeres ilustres que han marcado la historia de Antioquia y de Colombia, ni una sola fue retratada.

Un velorio al patrimonio
Durante su Alcaldía, Luis Pérez se ensañó con que tenía que tumbar el viejo edificio de la Plaza Cisneros, conocido como el Pasaje Sucre. Aunque el edificio estaba en pésimas condiciones, los expertos le habían advertido que era un Monumento Nacional. El 2 de enero, cuando el Centro estaba prácticamente vacío, el edificio fue demolido. Poco después, el recorrido de "Conoce tu ciudad" se llevó en una noche convulsionada del Centro de Medellín, todo un velorio con ataúd, ánimas en pena y magdalenas llorando a moco tendido por la muerte del patrimonio, desde el Parque de los Pies Descalzos hasta la Plaza Cisneros. En el camino se fue sumando más gente, y cuando llegaron frente al demolido Pasaje Sucre el velorio se plantó allí como símbolo de la tristeza por la destrucción de la historia de la ciudad. "¡Vendo, vendo pedacitos de patrimonio!", gritaba un vendedor ambulante, que en realidad hacía parte de "Conoce tu ciudad". Muchos se llevaron a casa esa noche un pedacito del Pasaje Sucre y, por ahí derecho, una parte importante de la historia de Medellín.