¡Encontrémonos y construyamos escenarios para vivir bueno!

"Adquirir desde jóvenes tales o cuales hábitos no tiene poca importancia:

tiene una importancia absoluta"

Aristóteles

Cuando Región inició conversaciones con la organización suiza Terre des Hommes en 2006, se hablaba de la posibilidad de realizar el Festival Imagine en el país en un pacto de cooperación internacional. Se decidió entonces integrar al equipo de jóvenes con el que venían trabajando en otros proyectos, como el Seminario de Comunicación Juvenil, para que hicieran parte de la organización del festival.

Así, en 2007, se realizó por primera vez en Colombia el Festival Imagine, uniendo esfuerzos con Musinet para realizar un concierto en el parque de los deseos que sirviera, por un lado, para celebrar el aniversario del programa, y por otro, iniciar en el país una campaña en contra de la discriminación y la exclusión que nació en Suiza como una protesta en contra del racismo. Hoy se realiza también en Kenia y Sudáfrica. Un proyecto que en sus inicios partió del rechazo al racismo, pero que cada país adapta a las particularidades del contexto en el que viven los jóvenes en ese momento dado.

Estos jóvenes inquietos y deseosos de hacer parte de los cambios sociales que necesitaba el país no lograron lo que querían en esa primera edición. Decidieron que de ahí en adelante el proyecto tenía que tener un componente de formación, partiendo de cinco líneas temáticas: lo étnico, lo artístico –estético–, lo rural, urbano, el género y la diversidad sexual.

"Nosotros no queríamos que esto se convirtiera en un mero festival, sino que queríamos que trascendiera en verdad y que fuera incidente en la sociedad, en nuestra comunidad. Porque el grupo de jóvenes que veníamos conformando desde el Seminario de Comunicación teníamos una preocupación por comunicar esas necesidades de la comunidad. Yo siento que cada jóven que ha hecho parte de un proceso de Región se ha hecho alguien crítico, se ha formado en cuestión de ver más allá de lo que está ocurriendo en su sociedad, y se ha preocupado por qué más se puede hacer para cambiar aquellas cosas que deben transformarse en esa sociedad", recuerda Tatiana Serna, integrante de Imagine desde sus inicios.

Actualmente Imagine desarrolla durante el año un proceso de formación, unas tomas culturales de espacios de la ciudad y unas actividades que instan a reflexionar sobre las problemáticas sociales que aquejan a los jóvenes y al país en general. Todo esto confluye en el espíritu del Imagine, el festival con el que clausuran el año que se realiza entre octubre y noviembre.

En el camino recorrido se han aliado con organizaciones y colectivos juveniles, a quienes han articulado a los procesos formativos que coordinan con Región. Su deseo es crear una red con esas organizaciones y colectivos, que trabaje desde las ideas y las acciones, que piense cómo deben ser la ciudad y el país, y que busque las opciones para materializar esa realidad soñada en la que los jóvenes participan, construyen y cambian el estado de las cosas.